Lesiones derivadas del confinamiento.

09.05.2020

Con motivo del nuevo virus COVID 19, nos hemos visto obligados a permanecer en casa durante un tiempo, lo que ha provocado una disminución en nuestra actividad física.

El problema aparece cuando al retomar la actividad deportiva, ésta no se lleva a cabo de forma gradual, y no seguimos una rutina adecuada de calentamiento previo al ejercicio físico, para acostumbrar de nuevo a nuestros "entumecidos músculos" a la actividad deportiva.

A mi consulta ya han llegado algunos pacientes ansiosos de deporte, que han practicado ejercicio como si nunca hubiesen dejado de hacerlo, con las correspondientes lesiones. En este caso vamos a centrarnos en el running, por ser un deporte que ha ido ganando adeptos en los últimos años.

Entre las las lesiones más frecuentes a las que se enfrentan los que practican este deporte se encuentran: la sobrecarga muscular, las fracturas de estrés, la fascitis plantar, la rodilla del corredor y la periostitis tibial.

Para evitar este tipo de lesiones, las recomendaciones son sencillas: en primer lugar tomárselo con calma y empezar practicando deporte unos pocos minutos, que irán incrementándose gradualmente, con el paso de los días. Recordar los calentamientos previos al ejercicio y los estiramientos al finalizarlo, y tratar de practicar deporte utilizando un calzado adecuado y sobre terrenos blandos, evitando el asfalto para reducir el impacto sobre las articulaciones. 

Todo ello nos ayudará a que la vuelta al deporte sea segura y placentera.